Los ensayos...



Nada se aprende y nada se enseña, sino es por la repetición y el ejercicio.

Son necesarios cientos, miles, de ensayos para aprender lo que se enseña; si por orgullo o pereza nos olvidamos de esta necesidad vital, nuestra ineptitud nos hará ver lo que la naturaleza enseña…

"Y Dios perdona, pero la naturaleza, NO".

Anónimo

(Me he permitido ampliar la frase original del

anónimo – qué gran autor – con la de un sacerdote

que me enseñó a ser persona).







Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Hasta aquí

Como solucionar "No se pueden leer tus preferencias"