Un problema de difícil solución...




Me llegó el otro día una consulta vía formulario de contacto de Esther.

La duda era la siguiente:

Hola Vicente, quería preguntarte nada más, como veo que eres profesor, si hay algún tipo de sordina que se pueda utilizar en la flauta o alguna forma de hacer que suene más bajo para estudiar en casa.
Gracias y saludos
Esther

Mi respuesta:

Siento decirte que no. A diferencia de otros instrumentos, en la flauta travesera, al ser un tubo abierto, no disponemos de ninguna sordina para amortiguar el sonido. Lo cual es un problema si tienes vecinos quisquillosos (lo sufrí en mi infancia).

Mi consejo es que escojas, si te es posible, horas diurnas para estudiar y te informes de qué horario hay disponible en donde residas para poder estudiar. Aquí por ejemplo, de 9:00 h. a 21:00 h. es legal. Además, una flauta, en condiciones normales, no sobrepasa el umbral de decibelios que se pueda considerar "molesto" o ilegal, por lo que los vecinos, si estudias en una franja horaria legal, no tienen más remedio que aguantarse. Claro está, que en aras de la buena convivencia, es importante intentar llegar a pactos respecto a las horas en que practicarás, y si hay un enfermo o una situación inesperada puedes dejar de tocar ese día.

Por otra parte y si puedes permitírtelo, puedes forrar las paredes de la habitación donde tocas con corcho (con placas de medio centímetro de grosor es más que suficiente) y de esa forma insonorizarás parcialmente de una manera "casera" y relativamente económica la habitación.

Simplemente lo posteo porque la pregunta me hizo recordar al típico vecino protestón que se quejaba cuando estudiabas en casa, aunque a decir verdad en ese aspecto tuve bastante suerte, tanto con los vecinos, como por la posibilidad de disponer de locales para estudiar en las varias agrupaciones musicales de las que he sido miembro. 



No obstante, soy muy consciente de que el problema de Esther es un problema que tiene mucha gente, especialmente en las grandes ciudades o en sitios donde no dispones de una agrupación que te proporcione un lugar tranquilo donde tocar.

Leí en cierta ocasión en la flauta travesera desde la barrera sobre el tema, aquí. La entrada me gustó, tanto por el tema de sordina, que es obvio, como por la forma de abordar los problemas que tienen algunos músicos para estudiar.

Añadir que además del problema de lo molesto que puedas ser a la hora de practicar, tal y como se están poniendo las cosas, me preocuparía más de que algún comisario de alguna organización de autores viniera a detenerme por estar interpretando a Mozart que por las molestias que le pudiera crear a los vecinos.

Y conste, que ya he escrito aquí sobre esa cuestión y no es broma…

:)




Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Hasta aquí

Como solucionar "No se pueden leer tus preferencias"