Teoría general de sistemas y las redes sociales

Tengo el gusto de publicar hoy una entrada de Enrique Eloi Montero, Community Manager, cuyo perfil de Twitter podéis visitar aquí, que nos propone una interesante teoría...



¿Por qué que las redes sociales aparecen y desaparecen? 

¿Por qué cambian constantemente las redes sociales? 

¿Por qué no dejan las redes sociales tal y como están sin cambiarlas a cada rato? 

Respuestas a estas interrogantes pueden ser respondidas al ver las redes sociales como un sistema vivo. 

Antes de entrar en el tema, debemos comprender varios términos, la definición de sistema, la teoría general de sistemas y las redes sociales. 

Un sistema es un conjunto de elementos relacionados entre sí y que buscan un fin en común. En la Real Academia Española, se define como “Conjunto de cosas que relacionadas entre sí ordenadamente contribuyen a determinado objeto”. Un sistema puede ser una aplicación para el móvil como puede ser una silla, un coche, incluso un gato o nuestra red de amigos del club. 

A mediados del siglo 20 el biólogo Austriaco Ludwig von Bertalanffy, concibió la Teoría General de Sistemas para dar explicación de cómo ciertos sistemas funcionaban y se relacionaban. Dentro de esta teoría se explica que todo sistema nace, crece, se reproduce, envejece y muere, también que todo sistema se autorregula (homeostasis), la Real Academia Española, define la homeostasis como: "Conjunto de fenómenos de autorregulación, que conducen al mantenimiento de la constancia en la composición y propiedades del medio interno de un organismo.", "Autorregulación de la constancia de las propiedades de otros sistemas influidos por agentes exteriores.". 

La definición de Wikipedia de las redes sociales, indica que “Una red social es una estructura social compuesta por un conjunto de actores (tales como individuos u organizaciones) que están conectados por díadas denominadas lazos interpersonales, que se pueden interpretar como relaciones de amistad, parentesco, entre otros.” 

Las redes sociales existen desde mucho antes que existieran los ordenadores, el Facebook o el Twitter. Los que somos “emigrantes digitales” solíamos tener nuestra red social en el trabajo o en el colegio y no era más que nuestro grupo de amigos o conocidos, e incluso podíamos tener varias redes sociales, los amigos del edificio, los amigos del futbol y los amigos del instituto. 

Con la llegada de los sistemas informáticos y el internet, hemos trasladado nuestro grupo de amigos “ahora llamada red social” a un mundo digital, la ventaja de esto es que podemos expandir nuestra red social fuera del barrio, ciudad, país y seguro en un futuro del espacio. (Los habitantes de la Estación Espacial Internacional tienen Twitter). 

Entrando ya en lo que el encabezado de este artículo indica, las redes sociales cumplen con muchas de las características de un sistema. ¿Lo veis?, creo que poco a poco encontraréis como encajan todos estos elementos. 

Nace: Una red social nace de la necesidad de compartir nuestras ideas con personas que apoyan, les gusta o critican nuestra forma de pensar y actuar. Si nos compramos un perro, empezaremos a frecuentar sitios relacionados con el perro, intercambiamos experiencias con otras personas y ampliando de esta forma nuestra red social. 

Crece: A medida que vamos incorporando gente a nuestra red social, esta crece, sumando conocimiento y experiencias a todos los componentes de ese sistema cuyo fin en común es hablar sobre nuestras mascotas. 

Se reproduce (o se desarrolla): Resulta que en nuestra red social de amantes de los perros, hay personas que tienen perros de distintas razas y que a su vez estos se relacionan y crean sub redes dedicadas a razas específicas de perros. Estamos entonces en presencia de la reproducción de un sistema del cual se divide en pequeños sistemas más especializados (Redes Sociales especializadas). 

Envejece: Al reproducirse nuestra red social, muchos de sus miembros se dispersan en otras redes y la nuestra deja de ser útil, ¿Por qué estar unido a una red social que habla sobre todos los perros, si yo solo tengo un doberman?, pues me voy a la red que habla solo de esta raza. Estamos en presencia del envejecimiento de nuestra red, que dejará poco a poco de ser útil. 

Muere: Todos nuestros antiguos miembros se han trasladado a otras redes sociales especializadas, y la nuestra ha dejado de ser útil y al no tener elementos que se relacionen muere. 

Homeostasis: En la naturaleza es muy raro encontrar un sistema totalmente cerrado (que no interactúa), casi todos los sistemas tendrán en el transcurrir de su vida que interactuar con otros sistemas, esta interacción le permite autorregularse para mejorar, ser más productivo y útil. Si trasladamos esta definición a nuestra red social de ejemplo, encontraremos que para crecer, hemos tenido que relacionarnos con otras redes como la de alimentos de perros o enfermedades de los perros y utilizar esta información para mejorar nuestra red social dando consejos de cómo cuidar a nuestras mascotas. Igualmente los integrantes de nuestra red social, al momento de criticar alguna información sirven para mejorarla, aportando un conocimiento valioso para su desarrollo. Igualmente en sentido contrario, nuestra red puede alimentar a otras redes, cuando colgamos fotos de nuestros animales a Instagram o Pinterest, estamos alimentando a otro grupo de elementos cuyo fin común puede ser mostrar al mundo los felices que son nuestras mascotas o que nuestro veterinario las imprima para ponerlas en su consultorio, en este último caso están interactuando dos sistemas, el digital y el real. 

En resumen, las redes sociales no solo están dentro de las cuatro paredes digitales, estas también en el mundo real y son sistemas activos, auto regulables, interactivos y en constante evolución.



Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Hasta aquí

Como solucionar "No se pueden leer tus preferencias"