Hasta aquí



Y hasta aquí. 

Publiqué mi primera web allá por el año 1999. Lo que primero fue un archivo de texto HTML puro y duro alojado en distintos hosting gratuitos acabó siendo un blog que ha ido de blogger a wordpress, y de vuelta a blogger a pesar de que algún día pensé en alojarlo en un hosting privado. Idea que deseché muy pronto dada la facilidad de tumbar cualquier web, algo que a los servidores de google no les ocurre, claro.

Durante todos estos años la página habrá recibido pasa del medio millón de visitas únicas con las estadísticas que conservo de los diferentes lugares donde la alojé. Ya llevo tiempo barruntando qué hacer con ella. ¿La borro, dejo de actualizar sin más, conservo el dominio y hago una land-page genérica como forma de contacto? ¿Qué diablos hago con mi web?

Respecto al dominio, está a la venta. Si a alguien le interesa vicentejorge.com que contacte. Respecto a la página, finalmente me he decantado por dejarla como está ahora mismo. Con este post, que es el número 800 desde que está alojada aquí, doy por finalizada la web. Quedará pues esta entrada fijada en la parte superior a modo de bienvenida a un sitio que al menos, de momento, dejaré de actualizar por falta de tiempo, por falta de ganas y sobre todo por la profunda decepción que produce ver como hemos convertido Internet, que iba a ser una magnífica herramienta de propagación de cultura y saber en una letrina de sandeces, bulos y basura que nos devora. Cada día asquea más Internet.

También he ido eliminado desde el pasado 2 de Enero los pocos perfiles sociales que me quedaban y la Fan Page de facebook (eso si es una letrina de las gordas, además de perjudicial para la salud). De esta forma mi vida cibernética se limitará a mi correo y poco más. No necesito toda esta basurilla absurda.

Iré periódicamente revisando que no se estropeen enlaces y vídeos, pues como he dicho en varias ocasiones me consta que mucha gente pasa horas aquí escuchando música y visionando vídeos. Las 800 entradas que quedan publicadas, contando ésta, creo que son material más que suficiente para los habituales.

Ha sido un placer, pero hasta aquí. 

Nos vemos en la vida real.


Publicar un comentario

Entradas populares de este blog